“Hoy somos protagonistas de un momento histórico”, Juan Carlos Díaz, alcalde de Talca

0

Un llamado a la participación de todos los habitantes de Talca, para que se expresen en el plebiscito del próximo 25 de octubre, es el que hizo su alcalde en una entrevista donde aborda, además, su opción por el Apruebo y la visión que tienen del Chile del futuro.

TALCA.- El alcalde, Juan Carlos Díaz, ha estado muy ocupado. Más allá de su agitada agenda habitual, la Pandemia que afecta a la ciudad le ha exigido mayor atención. De hecho, hace solo unos días y luego de su manifiesta preocupación, el Ministerio de Salud optó por aceptar su evaluación e instruir que la zona urbana de Talca pase de etapa 3 a etapa 2.

Para la autoridad comunal, la decisión busca generar un delicado equilibrio entre la salud de los vecinos y la actividad económica de la que viven. Según explica, la idea es evitar llevar la situación al límite y así instruir una cuarentena total, que sería nefasta para cientos de familias. Díaz ha estado pendiente de esta situación desde hace tiempo, cuando determinó operativizar la entrega de 15 mil raciones diarias de alimentos para los sectores más afectados por la crisis económica que ha generado el Covid – 19. Pero esta no ha sido la única preocupación de la autoridad; hoy 21 de septiembre, cuando ya pasaron las celebraciones de Fiestas Patrias, el país comienza a mirar hacia el plebiscito del 25 de octubre en el que se definirá el proceso constituyente que viviremos en los próximos meses. Es un momento histórico – dice Díaz – del cual todos seremos protagonistas.

Alcalde, ¿qué tan importante cree usted que es el proceso plebiscitario que se avecina… Piensa que de él dependerá el futuro de nuestro país?

Creo que somos protagonistas de un momento histórico. El país necesita una nueva Constitución que garantice la seguridad social de todos los chilenos: salud oportuna, educación de calidad y pensiones dignas, son derechos mínimos que deben estar establecidos de manera contundente en nuestra Carta Fundamental.

¿Cree usted que una nueva Constitución garantizará estos derechos?

Sin duda. Tengo una convicción y una esperanza. Creo que es un debate imprescindible e ineludible para Chile. La oportunidad de construir un país más acogedor, más sensible con los suyos, más justo, más solidario. Esa necesidad es la que vemos a diario los alcaldes en nuestro quehacer.

Por eso es importante la participación de toda la comunidad. Ese es mi principal llamado; a participar con entusiasmo en esta instancia que, como le dije, es histórica para nuestra nación, pues tenemos la oportunidad – todos juntos – de construir un futuro, con nuestras convicciones y esperanzas.

¿Su llamado es a participar independientemente de lo que la gente quiera votar?

La invitación es a votar en libertad. La participación es un ejercicio ciudadano que atesoramos en Talca. A nosotros nos ha dado directrices para guiar nuestra gestión, y, frente a la crisis, conocer la mirada que tiene la comunidad de la realidad que vivimos, como ocurrió en la Consulta Ciudadana en 2019.

Un buen ejercicio es quitar dramatismo a este acto, es decir, el Plebiscito, de una o de otra manera, generará espacios de diálogo en donde todos podamos expresar lo que queremos, anhelamos, soñamos, para construir una comuna y, como decía, un país más justo e inclusivo. Ningún chileno o chilena quiere algo distinto.

¿Y usted piensa que la gente asistirá a votar?

Pienso que los chilenos entienden la relevancia de la ocasión. Yo espero que acudan a expresarse… Si me permite, le daré un ejemplo ocurrido en Talca… y en otras comunas de Chile, también.

En octubre de 2019, los chilenos hicieron un fuerte llamado al mundo político. Como respuesta, decidí impulsar la Consulta Ciudadana de diciembre. En esa ocasión, 34 mil personas – el número presencial más alto en todo Chile – atendieron mi llamado y acudieron a expresarse. ¡Fue un proceso impecable, en donde la ciudadanía se expresó, manifestando que es necesario un debate constitucional!

Yo, como persona y alcalde, considero lo mismo. He dicho públicamente, y hoy lo repito, que tenemos la posibilidad de construir, entre todos, una Constitución que nos una; una Constitución que nos represente y garantice plenamente los derechos mínimos de todos los chilenos.

¿Y para aquellos que temen al contagio del Covid – 19? ¿qué les puede decir a ellos?

Como alcalde, mi principal preocupación será entregar garantías para el proceso que viviremos en octubre. Sobre todo, proteger la salud de nuestros vecinos para que, con tranquilidad, puedan participar de este proceso democrático. Y me refiero a todos y a todas; a los que aprueben o rechacen la idea de una nueva Constitución.

Quiero decirle, que confío en nuestra convivencia democrática. Considero que podemos tener discrepancias legítimas y resolverlas en un diálogo que respete las sensibilidades personales. Somos una comunidad solidaria y confiamos en que todos queremos un país con mayor justicia social, un país más igualitario e integrador. Es obligación de nosotros, los que somos representantes de la ciudadanía, garantizar esta convivencia republicana con nuestro actuar de cara a la comunidad.

Usted es militante de Renovación Nacional. Desde su mismo partido hay voces que llaman a votar Rechazo. ¿Qué opina de eso?

Como le decía, hay personas en muchos sectores que piensan que el Apruebo es un retroceso. Yo estoy convencido de que con el Apruebo avanzamos. Avanzamos hacia la construcción de un país que se sostiene en el diálogo, en la participación, en la inclusión y la tolerancia.

Los chilenos quieren que las políticas públicas, que la Constitución, no se hagan a puerta cerrada. Por decirlo de algún modo, las personas quieren ser actores y actrices y no meros espectadores de lo que ocurre en su barrio, su comunidad… su ciudad, su país. Por todo esto, no tengo dudas que con un diálogo para una nueva constitución, Chile va a avanzar significativamente en la búsqueda de lo que todos perseguimos: una nación más integrada, y… anhelo, apasionadamente, que sea más justa, protectora y sensible con los que más necesitan. Además, creo que debemos aprender a respetar nuestras diferencias. Es la forma de impulsar un diálogo que nos lleve a construir un país mejor. Y es que esta nueva Constitución tendrá y dejará para otras generaciones, zonas de mejora, cosas por resolver. Pero seremos todas y todos los responsables, pues la haremos todos juntos.

¿Y cómo conjugará su opción personal con su rol como alcalde?

Como alcalde de Talca, me corresponde liderar este proceso plebiscitario constituyente, garantizando y reforzando las condiciones sanitarias para que los vecinos puedan participar de manera segura y tranquila. Pero, además, en paralelo, mi compromiso es con la agenda social que elaboramos con los talquinos y talquinas desde octubre del año pasado y que reforzamos cuando la pandemia del Covid 19 profundizó la incertidumbre y la crisis social de tantos hogares y familias en la ciudad. Nuestra Agenda Social ha sido, y seguirá siendo, el sello constante de mi administración. Desde que fui elegido alcalde, he trabajado para los más vulnerables. La Casa del Adulto Mayor, la Casa de la Mujer, varias farmacias populares que han aliviado el bolsillo de las familias, y hoy nuestros comedores solidarios y la panadería popular que atiende con cariño a los nuestros. Con esto muestro que queremos, y es posible, una mirada de seguridad social, de integración y de apoyo constante a los más necesitados.

¿Y una nueva Constitución le dará espacio a seguir por esta senda?

Este nuevo Chile que logro vislumbrar deberá verse expresado en una Constitución cuyos ejes fundamentales permitirán desarrollar políticas públicas y acciones concretas que vayan en beneficio de todos los habitantes de nuestro país. Para llegar a esto, falta camino por recorrer. Pero – lo digo con humildad – hay muchas experiencias municipales que podrán servir para apuntar a la seguridad social del Chile más sensible y equitativo que necesitamos.

Hoy el llamado es a participar; a formar parte de este proceso que nos permitirá influir de manera fundamental en el país que queremos construir. En esa labor, somos todos importantes y cada uno, desarrollará el rol que ha sido llamado a cumplir. El mío, hoy, es ser alcalde de Talca, representando las necesidades y anhelos de sus habitantes. Trabajo y trabajaré por eso. Pienso que una nueva Constitución es una gran oportunidad, pero más que eso, es el sentido de participación democrática; la opción de expresarse con libertad que tenemos. Y lo podemos hacer con seguridad, en paz y con alegría, porque, lo digo con sencillez: “somos protagonistas de un momento histórico”.

Lo que quiero decir, es que no se necesita ni un gran argumento, ni un arma poderosa, sólo la sencillez de un lápiz, que el 25 de octubre debemos llevar para marcar nuestra opción, la que cambiará Chile.