Madre se encontró con el violador y asesino de su hijo: «Me da impotencia verlo en la calle»

0

En mayo del año 2000, la comunidad de Parral fue impactada por una brutal noticia. Un niño de 13 años fue encontrado sin vida en el patio de su casa. La autopsia arrojaría que, además, había sido violado.

Por esos delitos, Héctor Mauricio Riveros Retamal fue condenado a presidio perpetuo por el crimen y a 15 años de cárcel por el abuso sexual.

Más de 20 años han transcurrido de aquel día, pero la madre del menor revivió el dolor de la partida de su hijo, pues se encontró con el agresor en plena calle tras ser beneficiado con permisos de salida.

«Él venía caminando y le dije ‘¿tienes cara de andar caminando en la calle, asesino? Mataste a mi hijo, asesino violador'», partió relatando Nancy Muñoz.

El sujeto sigue cumpliendo su condena en la cárcel de Talca, pero goza de un beneficio penitenciario, ya que tiene salida dominical.

«Me da mucha rabia y pena pensar que mi hijo ya no está con nosotros y él anda como nada. Me da una impotencia terrible verlo en la calle, la justicia es muy mala en Chile. La condena debería hacerla dentro de la cárcel y no en la calle», señaló.

En la actualidad, Riveros Retamal cumple su condena en el Centro de Estudio y Trabajo de Talca. En marzo de este año, postuló al beneficio de libertad condicional, lo que fue rechazado por la Corte de Apelaciones.

Por su parte, Gendarmería explicó la situación de Riveros Retamal, afirmando que las autorizaciones fueron restituidas «en estricto cumplimiento a lo instruido por los tribunales de justicia».

«La Dirección Regional de Gendarmería del Maule, a instancias de la Dirección Nacional del Servicio, dispuso reevaluar tanto la permanencia del condenado en el CET, como la conveniencia de que siguiera accediendo a permisos de salida», señaló el organismo.

«Como consecuencia de lo anterior, en el mes de junio de 2020, la autoridad regional estimó revisar los criterios atendida la naturaleza de los delitos, por lo que mediante la Resolución Exenta Nº 1528 de fecha 12 de Junio de 2020, la administración dispuso su retorno a la cárcel de Talca y la suspensión de los permisos de salida», afirmó.

Finalmente, relató que: «Contra esta decisión, la defensa del condenado interpuso un nuevo Recurso de Amparo, señalando que la medida de Gendarmería era ilegal y arbitraria».

«Este recurso fue acogido por la Corte de Apelaciones de Talca y ratificado por la Corte Suprema, ordenando la restitución del amparado a su situación previa a la interposición del recurso, por lo que debió ser reingresado al CET de Talca y se le debieron ser restituidos sus permisos de salida por parte de Gendarmería de Chile, en estricto cumplimiento a lo instruido por los tribunales de justicia», concluyó.